archivo

Música

Hacía tiempo que no escribía sobre música, y qué mejor que hacerlo un sábado por la mañana, bien temprano y recién desayunado.

Esta canción, o mejor dicho, este directo, me ha acompañado en muchos autobuses, tranvías y noches en blanco. Se trata de una espectacular canción de B.B. King. Dura unos 6 minutos, pero los 3 últimos son pura improvisación.

Tiene un ritmo buenísimo, y los acordes del único rey que me gusta no defraudan.

Una curiosidad: ¿sabías que B.B. King sólo toca las guitarras “Lucille” que Gibson, la mejor marca de guitarras del mundo, fabrica única y exclusivamente para él y que nunca entra ni sale al escenario con ella en la mano (sino que se la lleva un asistente)?