Carta a todas y cada una de las 600 personas que me siguen en Twitter

Ayer me di cuenta de que eran ya 600 los twitteros que me seguían (602, para ser exactos), y es que de decir “gracias” me quedaría corto, no podría… me faltaría tiempo. 600 es un número muy alto (no son 20 millones, como los que tiene Justin Bieber, pero los míos valen mucho más), y todavía hay que sumar las personas que se suscribieron al blog vía mail o RSS y las más de 76.000 que, a día de hoy, han visitado el blog durante más de 60 segundos (es decir, que han leído algo). A todos y cada uno de ellos: gracias.

Hace como 2 años y medio que yo llegué a Twitter, como todos, sin saber de qué iba. Es más, fijaos qué ingenuo era que hasta pensaba que era de la misma compañía que Tuenti, puesto que los logotipos y los colores de ambas redes por aquel entonces eran muy parecidos. Desde el primer momento en que llegué he andado perdido, y me atrevería a decir que todavía hoy lo sigo estando un poco (y más en el web, porque he usado clientes casi todo el tiempo que he estado en esta red social). Cuando llegué allí no sabía que no había “amigos” como en Tuenti o Facebook. Es más, empecé a seguir a gente sin saber que ellos no tenían por qué seguirme a mí, pensaba que en Twitter los amigos se llamaban “seguidos”… por desgracia (o por suerte) no era así.

Como en todo, yo era un fanático del “cómo quedaría”… ¿a qué me refiero? Había visto perfiles de gente que sólo seguía a 2 ó 3 personas y no me gustaban nada sus perfiles. Por aquel entonces los avatares de la gente que seguías (al menos los 15 ó 20 primeros) aparecían en una especie de barra lateral con la que cada página de Twitter contaba. Tú entrabas en un perfil y veías los avatares de la gente a la que esa persona seguía. Pues bien, yo era tan fanático y estaba tan obsesionado con la estética de mi perfil que seguía a la gente según el color de su avatar o simplemente si su avatar me gustaba… ¡aunque fueran americanos, alemanes o incluso chinos! Me daba igual, yo quería una lista de “seguidos” con unos avatares bonitos. Asimismo he de confesar que yo me he tirado horas y horas buscando patrones o imágenes para ponerlas de fondo o de avatar y diseñando las mías propias… guardando, viendo si quedan bien, cambiando una cosa por aquí y otra por allí, esto más a la derecha… qué tiempos. No os creáis que en ese tema he vagueado un poco, sigo estando igual de obsesionado o más. Es más, intento que mi perfil de Twitter (de otras redes también, pero sobre todo de Twitter) combine al 100% con el blog o con mis webs… mismo avatar, mismo fondo, etc.

He de decir que poco después empecé a seguir gente de verdad, gente porque me interesaba lo que decía, pero seguía sin saber usar Twitter. Hubo una vez un twittero, no me acuerdo del nombre por lo que pido perdón, que twitteo una foto diciendo “El Delta del Ebro a estas horas, precioso”. Me encantó la foto y el tweet en general, pero yo todavía no sabía que existía el botón “responder”, o creía que haría lo mismo si simplemente lo mencionaba (más bien no sabía que existían las colas de conversación). ¿Qué quiero decir? Pues que para intentar comunicarle que a mí también me gustaba el Delta a esas horas, escribí un nuevo tweet mencionándolo (sin cola de conversación previa) y le puse “Estoy contigo”, a lo que él respondió “Yo también, para lo que necesites”. Muy amable por su parte, sí, pero me hizo quedar como el gilipollas que que en este tema era… desde entonces siempre pulso en “Reply”.

Me considero ya un abuelo de Twitter, aunque por supuesto los hay más viejos (ahora hablo de eso un poco más extensamente). Cuando yo me hice una cuenta, el día 7 de diciembre de 2009, nadie (y repito: nadie) de Lobosillo y Fuente Álamo (“mis 2 pueblos”) tenían uno. Es más, creo recordar que mediante una aplicación descubrí que yo era la persona número 85 de la Región de Murcia que se había hecho un perfil en Twitter… imaginaos. Ahora no, ahora Twitter está asquerosamente de moda (no sé si es bueno o malo). Es raro ver a alguien que no tenga Twitter, y en parte creo (y sé que estoy siendo demasiado crítico) que eso no está bien. ¿Por qué? Antes de nada, cualquier persona tiene el mismo derecho que yo o más a crearse un perfil en Twitter, todo sea dicho. Ahora, hay gente que utiliza Twitter para escribir estupideces, o que se crea una cuenta y la abandona… ¡y todavía te da el follón para que la sigas! Eso a Twitter le viene muy bien, claro, más dinero que ganan, pero a la gente que amamos Twitter es algo que nos hace mucho daño.

Con lo anterior me refiero también un poco a que hay gente que te conoce en la vida real, en la vida 1.0, y se cree que eso es suficiente para que tú la sigas… pues no. Es más, si indagas en mi lista de seguidos verás que 3/4 son gente que no conozco (y dudo que conozca) en persona. Ahora, si yo te conozco a ti, he ido alguna vez contigo al instituto, eres de mi zona, etc… ¿estoy obligado a seguirte y a aguantar que tus frases de quinceañera frustrada e incomprendida por sus padres o su novio inunden mi TL día a día? No, amiga, lo siento. No te sigo ni te seguiré.

Los casos más absurdos (enseguida paro de ser tan cruel, tranquilos) son los de “Hey, compadre… yo ya lo sigo a usted, sígame usted también”. Lo siento, “compadre”, no voy a seguirte a ti tampoco.

Dejando lo malo atrás voy a empezar con lo bueno, lo positivo. En mi andadura por Twitter he vivido muchas cosas, y no me arrepiento de ninguna de ellas. He conocido (y desvirtualizado) a twitteros, y me han encantado todos y cada uno de ellos. He acusado a empresas de plagio en sus logotipos. He tenido discusiones, broncas y conversaciones amigables con varios usuarios y durante varias horas (sí, ya sé que Twitter no debe de usarse como un chat, pero al fin y al cabo es poco más que eso) y he pasado de vivir el temblor de #terremotoLorca bajo mis pies a vivirlo en internet, segundos más tarde, a través de millones de tweets. Entre los 600 followers, los 300 y follows y los más de 20.000 tweets que he hecho, están recogidos los 2 mejores años de mi vida 2.0.

Entrando un poco al grano y antes de enrollarme más, que bastante larga es la entrada, he de decir que no vengo a hablar de la gente que sigo o la que me gustaría que me siguiera, ni de lo que he vivido en Twitter (aunque ya es tarde para eso), ni nada… vengo a hablar de la gente que me sigue a mí.

En primer lugar, si me sigues para que yo te siga, vas muy mal, amigo… hace tiempo que dejé de hacer follow back por amor al arte. Si quieres un follow mío te lo vas a tener que ganar.

En mi andadura por Twitter me he reído, he discutido, he tenido broncas e incluso he llegado al borde del unfollow (todo esto durante varias horas) con, entre otros, @Herto90, @jaumeestruch y @arianeta. Decir que con ellos he pasado muchos momentos en Twitter, tanto buenos como malos, pero no me arrepiento de ninguno y volvería a repetirlos todos y cada uno de ellos. También con @sunne, que es amigo personal de ellos y compañero de muchos proyectos, aunque ése es más nuevo en mi TL y todavía no he vivido tantas cosas con él, aunque sí algunas.

Aunque en esta lista el último no es menos importante, no puede estar más abajo @AlvaroFranco7, murcianito, compañero del GUM Murcia (Grupo de Usuarios Mac de Murcia) que tuve el placer de desvirtualizar hace muy poco. Algo digno de resaltar es que con tan sólo 15 años tiene ya varias apps en la App Store de iOS. Con él he mantenido muchas y muy largas colas de conversación vía tweet.

Como polo opuesto a mi tocayo anteriormente nombrado, está @Alexrs95, también 15 años 16 años, también simpatiquísimo, también me sigue, también desarrollador… de Android. Con él he hablado menos que con el compañero de Ceutí, pero también he discutido y he reído, y no me importaría desvirtualizarlo algún día.

Sigo con @JaimeMAD, mi querido Jota Bé, el cual también tiene 15 años (me relaciono demasiado con gente de 15 años, ahora que lo pienso) y no es developer, ni maquero (aunque sí tiene un iPad y un iPod Touch), pero también tiene un talento increíble para escribir (por cierto, he diseñado la portada del libro que está actualmente escribiendo) y horas y horas de conversación interesante y discusión.

Esta lista no puede continuar sin @SIRIENFURECIDA y @FBOYENFURECIDO, ambas cuentas comedia de Apple, que arremeten por todos lados contra todo lo que no es del mundo de la manzana, ya sea Google, Android, Samsung, Microsoft… cuando estás triste o de mal humor no tienes más que buscar sus últimos tweets. Risas 100% garantizadas.

A mis queridos frikis (con cariño, claro) del podcast Rompemandos, con el que gustosamente colaboro cuando puedo (grabando una sección de juegos para Mac, todo sea dicho). Hablo de @Samus_Aran78, su hermano @Osaka_san y el compañero @Pakotakokun. Con ellos he hablado muchas veces, tanto por tweets, como por mails, como por audio (en el podcast). No soy fanático ni jugador de consolas (a diferencia de ellos), pero me lo paso genial escuchándolos y leyéndolos, y más aún colaborando con ellos.

A mis padrinos, los ancianos de Twitter, @112_emegencias y @franciscomarin… ambos me han dado trabajo y me han mantenido ocupado durante horas y horas, y como he dicho antes, no me arrepiento de nada. Con ellos he mantenido conversaciones realmente largas, más que esta entrada.

Que me siga @pedro10 para mí es simplemente alucinante. Pedo Ample es una persona que nunca ha tenido un PC, siempre ha tenido un Mac, y esto ha provocado que se convierta en uno de los blogueros y podcasters más reconocidos del mundo de Apple. Como he dicho antes, que me siga (a mí, que no soy nadie) es simplemente alucinante.

A mi extrañable, odiado y a la vez amado, @LuisHerrero92. Nunca te tomes enserio un tweet suyo, ni aunque te diga que lo es. Nunca tiene problema en decirte lo mal que has quedado en un tema o lo fanático (para mal) de Apple que eres. Mi relación con él es de amor y odio (más de amor que de odio, todo sea dicho), y ambos nos hemos dejado de seguir el uno al otro para el día siguiente volver a seguirnos, y así vamos. He de decir que hace tiempo que no hablo con él, voy a ver si lo soluciono. Alguien similar a Luisete es @vasconita. Él simplemente es un crack. He tenido el honor de haber podido hablar con él en muy repetidas ocasiones, y (siempre desde la broma) nos hemos llamado “perra”, “guarra” y cosas así. Mi nivel de seriedad en Twitter baja cada vez que hablo con él. Creo que siempre lo he admirado un poco, quizás porque (como muchos de mi TL, es gay) en su bio pone (o ponía) la palabra “invertido”, así, sin tapujos. Siempre me chocó.

Sigo con mi familia. Mi padre, @TOMASBERNAL, el cual no twittea pero sí sigue a mucha gente y usa bastante Twitter. Mi hermano, @cuan_tomas, y su novia (mi cuñada), @carmen_punto. Y, para terminar, la mía, @VickyDubidu… apúntate el nombre de usuario rápido porque cuando menos te lo esperas lo cambia por otro.

A mi colega doctor, o futuro doctor (no recuerdo bien), pero mejor persona y mejor aún seguidor, @elpacienteytu, el cual tiene un blog de medicina y con el que he podido hablar (ya sea en Twitter o mediante correos electrónicos) varias veces. ¿Quién sabe? Quizás dentro de poco te enteres de un proyecto que ambos traemos entre manos pero para el que necesitamos tiempo, paciencia y, por qué no decirlo, dinero.

Nabil Blur Lights es el nombre ficticio de @scrab19. Lo sigo (y él me sigue a mí) desde casi que llegué a Twitter. Este periodista en potencia, el cual todavía no ha terminado la carrera pero ya es más digno que muchos de los que salen cada día en la tele, se ha ganado todos y cada uno de los RT que le he hecho (que no son pocos) y cada uno de los tweets que iban dirigidos hacia él. Es un crack en lo suyo, y ya ha salido en varios programas de TV, lo cual a mí me encanta (eso de ver a gente con la que hablas y demás en la tele nos gusta, no sé por qué).

¡Qué voy a decir de mi querida Mariajo, la señorita @MiEstrellaDeMar! Si eres lector de mi blog la conocerás de antes. Escribí una entrada en la que hablaba de ella, de su enfermedad y de su lucha. Mariajo es una persona que, aun siendo mujer, tiene más cojones (y perdón por la expresión machista) que los que estamos aquí reunidos. Lucha no sólo por sus derechos, sino por los de todos, y no me gusta que me hable por Twitter porque sé que hacerlo le supone un esfuerzo enorme para ella (debido a su enfermedad). Para mí es una persona más que admirable.

La lista continúa con @pintucris. A decir verdad, no sé por qué sigo a esta chica. No tenemos las mismas aficiones, ni contactos en común, ni vivimos en la misma zona… no recuerdo el día en que empecé a seguirla y ni en el que ella empezó a seguirme a mí, sólo sé que he hablado con ella varias veces y que me cae de putísima madre.

Si estás puesto en política o eres de izquierdas, serás simpatizante de @Pedro_Zerolo. Si por el contrario ves Intereconomía, lo odiarás (como lo odian ellos y así lo han expresado en múltiples ocasiones). Yo, por el momento sólo sé que lo sigo y que él me sigue a mí. Yo soy de izquierdas (aunque no del PSOE) y me gusta leer a Pedro Zerolo, una de las manos derechas (o, mejor dicho, izquierdas) del PSOE. Su clara homosexualidad y su lucha contra la intolerancia dentro del mundo de la política le ha costado muchas broncas, tanto en la TV, como en los periódicos, como en Twitter.

Aunque yo no los sigo (más que nada, casi todo lo que twittean es en catalán) me parto con sus vídeos, y como ellos sí me siguen a mí creo que merecen mención en esta lista. Hablo del equipo de @APMTV3 (Alguna Pregunta Més?) de TV3.

A mi compañero podcaster @snakecarlos y a mi paciente spónsor @VanRaidex. Ambos han hecho más cosas por mí que yo por ellos, será porque los conozco desde que era pequeño (son de Lobosillo, como yo).

No puede faltar en esta lista @firefox… sí, sí, Firefox, el Mozilla Firefox de toda la vida. El Twitter oficial (de hecho es una cuenta verificada) me sigue. No me preguntes por qué, puesto que ni soy usuario de Firefox (uso Safari) ni yo los sigo a ellos, pero ellos sí me siguen a mí.

A mi querido comentador del blog, primo segundo y catedrático de Matemáticas en la Universidad Politécnica de Cartagena, @rcanavate. Yo, como los más cercanos a mí sabréis, odio las matemáticas, y por eso me cuesta tanto creer como una persona tan joven como Roberto puede ser profesor de Matemáticas en la universidad… creo que es una razón más que suficiente para seguirlo. Con él siempre tengo algo que discutir, ya sea política, economía, tecnología… y casi en todo me puede dar folle, y así es.

A diferencia de los compañeros de Firefox, a estos sí los sigo. Hablo de los compañeros de @amnistiaespana, mi ONG favorita (la más imparcial, creo yo, y la más justa), a los que tengo el placer de acoger entre mis seguidores.

No puedo hablar mucho de @minipunk, él ya lo dice todo. Me enteré hace poco de que me seguía desde hace mucho tiempo, y la verdad es que es un auténtico placer. Da gusto que alguien con tantos seguidores (yo presumo de 600, él puede presumir de 6.000, ó 7.003, como tiene en este mismo momento) te hace RT… inmediatamente te llegan decenas de respuestas al tweet que Minipunk Arias te ha retwitteado. Como no podía ser de otra manera, es un honor tenerlo en mi TL.

Acabo hablando de otro equipo, otra cuenta conjunta, que me siguen si que yo los siga a ellos (como los de Firefox, pero estos más extraños aún)… hablo de @telecincoes. Fuera de coñas, es la cuenta oficial de la cadena de televisión (basura casi todo, por cierto) Telecinco. No sé por qué me siguen y no sé si considerarlo “honor”… mientras que no lleve la cuenta Belén Esteban me vale.

Son muchas las personas, las experiencias y las vivencias que estas 600 personas me han dado durante estos 2 años y medio, y serán muchas también las que se me olviden (pido perdón). Espero poder contar lo mismo cuando lleve 10 años o cuando llegue a los 6.000, ó 60.000, ó 6 millones… todo se verá.

En general, qué más puedo decir… no se me ocurre nada que no haya dicho ya, tanto de forma colectiva como individual… ¡ah, sí!

¡GRACIAS!

26 comentarios
  1. minipunk dijo:

    Muchas gracias por tan buena crítica, la verdad es que twitter da mucho de si cuando lo exprimes un poco.
    Sigo a muchísima gente, pero leo a más de los que sigo, utilizo listas y búsquedas, con lo que leo sobre los temas que me interesan además de a la gente que sigo, y a ti es un placer tenerte en el timeline 😉

    • Muchas gracias a ti, Minipunk. Yo creo que te sigo, más o menos, desde que llegué a Twitter.

      Muchas gracias de nuevo y gracias también por comentar.

      Un abrazo 😉

  2. “Asimismo he de confesar que yo me he tirado horas y horas buscando patrones o imágenes para ponerlas de fondo o de avatar y diseñando las mías propias…”
    Doy fe…

    De hecho, creo que cuando estés muerto y a punto de ser enterrado aún te levantarás una última vez para decirle al familiar más cercano “Y no podríais añadir un cromado aquí y una renderización allí? Es que este ataúd es muy soso…”

    Respecto a la masificación de Twitter… bueno, todas las masificaciones son malas. Mira Facebook.
    En Twitter ves comentarios como “Por fin se apuesto verde el semáforo” (lo juro) y “Voy al baño, vuelvo en 5 mins” seguido del correspondiente “Volví”.
    Y luego ves gente como yo, que escribe 1 vez a la semana si llega, que no sigue a nadie (básicamente porque no soportaría seguir a 5 personas, llegar a casa después de 10 horas fuera y ver 800 nuevos tweets), y a quien siguen 5 personas (sigo preguntándome por qué me sigue tanta gente, pero en fin).

    Con eso del “ey compadre” me recuerdas al ya famoso (para mal) “Vota, comenta y suscríbete” de TODOS Y CADA UNO de los malditos vídeos de YouTube que ves. Me suscribiré si quiero, no si tú me lo dices.
    Igual que tu referencia a tener que seguir a alguien solo por el hecho de conocerlo en persona me recuerda a la plataforma para que Facebook cambie el “Amigos” por “Gente con la que he mantenido contacto visual”.

    Hum… pues de JaimeMAD me gustaría leer algo. Y ver tu portada claro.

    Tengo que preguntarlo. Te sorprende que te siga firefox pero no te sorprende que te siga APM? XD

    Y una vez más, frivolidades a parte.
    Sólo me queda decir una cosa:

    ¿Calderilla, my friend?

    • ¿Calderilla el qué, los 600 seguidores? Por spuesto. El objetivo es 600 millones.

      Yo no me quejo de que la gente twittee… yo ya twitteo mucho, y ha habido días en los que he puesto más de 200 tweets, pero no pongo “Mi vida es una mierda y tú no estás”, ni “Cada noche que pasa me acuerdo de ti, mi pequeño” y mucho menos el “Voy al aseo” y “Volví”. Lo que me quejo es que la gente coge Twitter y la usa como Tuenti, para que te hagas una idea. No sé si estás muy puesto pero el 90 por ciento de los adolescentes usa Tuenti como medio de garrulismo colectivo… y ahora quiere hacer lo mismo con Twitter (y encima te piden que los sigas… ¡¡y una mierda!!). A eso me refiero con la masificación.

      De @JaimeMAD puedes leer su primer libro. Yo no diseñé la portada (de este nuevo que está escribiendo sí), es cortito, está en PDF y ePub y está muy bien. Yo no lo tengo por ahí, pero pídeselo a él y seguro que te lo pasa.

      Lo de los 5 seguidores… sí es raro que sin seguir a nadie (ni siquiera a mí, ya te vale) te sigan 5, (son más de 5 veces los que tú sigues, ¡ojo!), pero bueno… todavía habrá alguien por ahí que piense que tienes talento jajajajaja.

      Muchas gracias, una vez más, por comentar.

      PD: Un día de estos voy a dejar de agradecerte los comentarios… tú ya lo sabes de sobra ¿no? Jjajajajaja

  3. Me han emocionado unas palabras dedicadas, tan cariñosas y extensas y en un hito tan importante para ti. Eres comprometido, de cabeza privilegiada y la verdad es que tenemos razonamientos y forma de ver las cosas muy parecidas, así que el haberte podido conocer a raíz de mi participación en el programa de Conexión Samanta (Gente burbuja. 2011) ha sido muy gratificante y una alegría. Desde el principio, el aprecio fue mutuo. Si apenas doy señales de vida, ya sabes (como bien indicas en tu entrada) que es únicamente por motivos de salud, no por falta de ganas 😉

    Te deseo lo mejor: te lo mereces, tanto por lo que te lo estás currando, por como tu perspectiva tan madura de las cosas a una edad que no es lo usual.

    ¡Un abrazote compi!

    PD.- He visto tu portfolio y jope, ¡me encanta!. Y he hojeado alguna de tus entradas, y lo mismo (la de “últimas voluntades”: perfecta y emocionante. Yo me hice donante de órganos en cuanto tuve la edad para tener la tarjeta –18 años creo que era el mínimo requerido–. Sin embargo, andando el tiempo ya no podrá ser, por esto de padecer una enfermedad crónica no conocida. So y la primera que me doy cuenta que no sería prudente.
    También intenté ser donante de sangre a partir de los 18, pero me echaron atrás por mis problemas de salud ya por entonces, y por falta de peso.
    Finalmente, pensé hace unos años donar cuerpo y cerebro a la investigación de la SQM, pero los centros que llevan estas cosas no conocen la SQM y no vi interés.
    Asi que parece ser que mi cuerpecillo no será de utilidad a terceras personas, ni en vida, ni cuando me vaya; aunque al menos lo intenté, eso sí; y en 2005 di una muestra de sangre con mi carga genética para un estudio sobre varias patologías y que se supone que está guardada en un laboratorio de genética de Salamanca… a ver si por esa vía pudiera ser de utilidad, si un día se deciden a investigar la SQM… y se acuerdan que mi carga genética está en ese sitio, claro, jeje 🙂

    • Ojalá las cosas cambien un poco, de aquí a unos años, respecto a la SQM. Por lo menos que lo reconozcan como lo que es (todavía hay gente que lo considera “trastorno mental”… vergonzoso. Si a mi me jode no me imagino a ti).

      Te deseo a ti más suerte aún que la que me deseas tú a mí, maja ;D.

      Te agradezco muchísimo el comentario, pero es demasiado largo y no tendrías que haberte molestado (sé que te cuesta), por lo que es de agradecer por partida doble.

      Gracias también por el piropo al portfolio ;DDD. Aún quedan muchos trabajos por añadir (y muchos más por hacer).

      Espero que estos días los estés pasando más o menos bien, y los que vienen, mejor.

      Un abrazo desde tierras murcianas, “compi” ;DDD

      PD: Muy generosa por tu parte lo de hacerte donante con 18 años. En verdad eres muy de admirar, como digo en la entrada.

    • Permite que un desconocido cualquiera te conteste, sin prisa alguna. Confío que en alguna de tus siguientes puedas verlo, pero si no es así, sé que, al menos, quedará constancia de ello, ¿y quién sabe? Quizá llegue a tus manos de aquí a varios años.
      Aunque no te conozco, y me puedo hacer apenas una idea del problema, déjame que diga que no hace falta que contestes. El tiempo y es oro y no debería dedicarse a cosas absurdas, como contestarme a mí ^^

      Va a tener gracia, creo que va a haber más “prólogo” que mensaje en sí, pero… creo que será más eficaz siendo contundente.
      “Asi que parece ser que mi cuerpecillo no será de utilidad a terceras personas, ni en vida, ni cuando me vaya”

      Puede ser. Pero permite que te diga que si has conseguido que un jovencito de 16 años se interese, te busque, te encuentre y te hable, y le has concienciado sobre la causa, especialmente en estos tiempos en que la muchachada no tenemos nada mejor que hacer que emborracharnos noche sí y noche ya veremos… que has logrado mucho.
      De hecho, has logrado más que lo que la mayoría jamás logrará.

      • Qué razón, Tather.

        Mariajo es una gran persona, sólo que ella no lo sabe… jajajajaja

        Un abrazo a los dos y gracias, de nuevo, por comentar.

        • Entre tú y Tatherwood, me habéis sacado una sonrisa entre los dos, jeje.

          Ojala que realmente fuera “buena persona” 🙂 Eso son palabras mayores!. Dejémoslo en que estoy intentando hacer el menor daño posible durante mi paso por “aquí”, pero de vez en cuando, también me pemito algún bufido. Contenido y muy light seguramente, y una vez que alguien veo que se ha pasado tres pueblos o va camino, pero bufido al fin y al cabo (hay gente que confunde intentar ser bueno, con que te puedan mangonear, utilizar, presionar, “convertirte” a temas con los que no comulgas y que por respeto te estás mordiendo la lengua –como el “religioso”, que hay gente que es la leche con su afán “conversor”–, etc. etc.). 😉

          En fin, que tal y como está el patio (o sea, la gente, en general), el querer, aún así, intentar pasar por el mundo haciendo las cosas dañando lo menos posible, ¡ya es meritorio!, jeje, porque hay gente que ni se lo plantea :S

          Así que, más que “buena persona”, para ser sinceros me temo que sólo soy un “intento meritorio” 😉

          Un abrazo,

          • Bueno, el mensaje era para los dos, ¿vale?, jeje 😉
            En todo caso, el que era para tí “en exclusiva” 🙂 es del que estoy colgando ahora este mensaje.
            Un abrazote

            PD.- Si que quedan los mensajes un poquillo descuadrados de la pantalla cuando cuelgan varios del mismo hilo. Quizás WordPress tenga varios tipos de configuración y con otra se vean mejor. Lo digo para preveer con antelación “el fenómeno Txapi” y te entre mucha gente a comentar 😉

      • Tatherwood, gracias por tus palabras : ) ¿Cómo no voy a contestarte, y menos porque mi tiempo sea tan “valioso” –y mi estupidez tan grande como para pensar que lo es, y que además me haga confundir lo importante, de lo que no lo es–?.

        Mira, si antes de caer con mi problema de salud, ya era de pensar diferente a las normas no escritas con las que se nos marca como ovejas y lava el cerebro desde pequeñitos para que releguemos las cosas fundamentales que dan un poco de sentido a la vida (como las buenas conversaciones; la expresión de ideas y sentimientos; la solidaridad práctica para intentar cambiar sino el mundo al menos a uno mismo y a su entorno como “efecto de bola de nieve”; etc.)… pues ahora, tan fuera del sistema como estoy en todos los sentidos… ni te cuento 😉

        Desde que soy consciente, no he sido de estar de acuerdo con un estilo de vida ovejil “de casa al trabajo y viceversa”; y una vez en casa “tele y futbol/Belén Esteban” (como extensión del antiguo “pan y circo” romano, con los que se intentaba desviar la atención de la gente de sus preocupaciones reales)…

        Así que para mí, la importancia de las cosas está en otro orden.

        Es cierto que esta suele ser la forma de pensar de los que han estado a punto de morir y se han salvado por los pelos, jeje, pero en mi caso parece que viene un poco de fábrica.

        En fin, todo este rollo (ya ves que si tu temías por tu prólogo “extenso”, a todo hay quien le gane a uno, jeje), sólo para decirte que cuando no contesto a gente que os preocupáis por mí y me escribís con el corazón (son cosas que se notan), es porque mi salud no me lo permite, no por nada más 😉

        Te agradezco mucho los ánimos que me envías y tus palabras para que de alguna manera no sienta que mi vida está pasando sin apenas poder hacer algo de lo que me hubiera gustado hacer o ver, y sin poderme comunicar más que –y con mucho esfuerzo— vía Internet. No sé, me esforcé tanto por salir delante de un contexto con un origen difícil, estudié tanto, intenté tanto ser independiente y auto-formarme a nivel personal… que aunque siempre acepté que por supuesto una cosa es lo que uno haga y otro el “margen de desviación” que se produce antes los acontecimientos imprevistos de la vida… tener la edad que tengo y estar encerrada en vida y sin ver a nadie, según van pasando los años va siendo complicado de gestionar, pero bueno.

        [[[Nota: para vosotros soy “mayor” –desde mi perspectiva de cuando tenía 16/17 años, sé que me vería así-. Pero lo cierto es este tema ha sido una sorpresa para mí: según se va avanzando por la vida he observado que la persona que se lleva dentro de origen –ese espíritu o como se le quiera llamar, que es lo que nos hace pensar como pensamos cada uno– es siempre la misma y tiene la misma edad, independientemente de los años físicos, del aguante o no del cuerpo y de las experiencias.

        A ese espíritu de origen, lo que pasa es que se le añade el de cuando fuimos niños, y luego el de adolescentes, y luego los demás… Cual capas de cebolla que entre todas, conforman lo que finalmente somos. Solo se trata de no olvidar ninguna de ellas y seguir viendo la vida con la curiosidad, sorpresa e inocencia primera que nos hace seguir queriendo aprender y viendo como una especie de milagro diario todo lo que nos rodea e incluso nosotros mismos como obra perfecta de la “ingeniería biológica”!]]] 😉

        Bueno, yo sí que me enrollado, pero bien; y encima en plan filosófico total y un viernes por la noche. O sea, en período previo al merecido descanso de “todo buen ciudadano”, jeje 😉 Amos, pa matarme 😀 Pero no quería que de ningún modo te quedaras con esa sensación de que “El tiempo y es oro y no debería dedicarse a cosas absurdas, como contestarme a mí”.

        EN ABSOLUTO, ¿OK?.

        Si me lo permites, un abrazote gordo y una coñeja cariñosa para que ese tipo de frases, ¡ni las pienses! 😉

        • Jjajajaja… recibo esa “coñeja” (en mi pueblo decimos “colleja”, pero supongo que ninguna de las dos está RAEtizada) con mucho aprecio y con la cabeza bien alta.

          Brutal este último comentario tuyo, Mariajo, y vale más aún por el esfuerzo que te supone (aunque no te guste, te lo valoro).

          Un abrazo de vuelta.

          PD: En otros blogs no sé, pero en éste siempre serás bienvenida a la hora de enrrollarte en plan filosófico total.

          • Madre, sí: “coñeja” de “coñe”. Lo que yo digo, en cuanto escribo cuatro líneas ya los ojos (y la neurona) me hacen chiribitas, jeje.

            “Ej que el que tiene boca se equivoca”, que diría el José Bono, jeje. Voy a ponerme ya mismo, en plan Burt Simpson, a escribir en la pizarra cien veces: “Coñeja no. Colleja. Coñeja no. Colleja. Coñeja no. Colleja…” 😀

            Ah, y eres mu solidario: le pego la coLLeja al pobre Tatherwood, pero la recibes tú, y tan gustosamente. Eso sí que es ser buena persona 😉

            Hala, buenas noches. Que descanséis los dos. Y gracias por esas puertas abiertas que me abres para las parrafadas filosoficas, si la salud da tregua para que pueda hacerlas (como verás, cuando llueve –cosa que no hacía en muchísimos meses por aquí–, al bajar la contaminación y demás tóxicos de mi entorno… enseguida me vengo arriba a la mínima oportunidad que el cuerpo deja, jeje… 🙂 (aunque sí es cierto que aún así, me cuesta un montonazo: gracias por valorarlo y recordarlo para que no me fuerce demasiado) 😉

            • No me gusta cómo se ven los comentarios cuando hay ya demasiados… qué desastre jajajajjaaj.

              No sabía que iba para Tather, ajajajajjaa.

              Un abrazo.

        • Contesto aquí para que tenga una amplitud respetable XD

          Txapi, estoy contigo. Cuando en Twitter dijiste que ibas a ampliar la cola de comentarios no me imaginaba esto… Lo cierto es que una respuesta en la que caben 3 palabras por línea queda bastante difícil de leer -.-‘
          Y gracias por interponerte en el camino de mi colleja. Como decía un compañero mío de la ESO, “Que Dios te lo pague, porque yo no pienso hacerlo” XD

          María José, un comentario con mucho sentimiento. No puedo más que decir que ojalá yo pueda dejar atrás los años y llegar todavía con todos esos sentimientos que dices, en vez de sencillamente dejarme llevar y convertirme en un bot automático.
          También decir que, aunque recibo con gusto la colleja, por la parte que me toca, lo que leiste no fue sino un estúpido intento de ser políticamente correcto.
          Lo que quería decir era que, como leyendo los comentarios de Txapi es fácil deducir que te cuesta esfuerzo ponerte frente al ordenador a leer y a escribir, no hacía falta que invirtieras ese tiempo en contestarme. Yo soy feliz con saber que alguien me lee.
          Pero, por supuesto, ha sido un placer que me hayas regalado esa reprimenda.

          Cuídate mucho ^^

          • Tather, te confesaré una cosa: estoy cansado de coger temas de otros diseñadores. Me he propuesto, para antes de que acabe el año, aprender a diseñar un tema de WordPress y meterlo en el blog (tiene su chicha, ¿sabes?)… es o aprender a diseñar un tema o diseñar un motor de blogs, cosa que veo más fácil que lo otro (lo digo enserio).

            Además, dentro de poco vas a ver innovaciones en este blog (a parte de esa que te comento) ;D.

  4. Roberto Cañavate dijo:

    Gracias por la parte que me toca primo. La verdad es que es divertido discutir contigo sobre casi todo… Soy amante de las discusiones (en el buen sentido de la palabra) de utilizar razonamientos y confrontarlos con otros, de expresar y escuchar opiniones y, no lo niego , de intentar educar (hacer proselitismo que dirían algunos) a los más jóvenes. Contigo he podido hacer esto todo este tiempo y encima pasármelo bien. Así que gracias a ti también.
    Por cierto, ya sabes que no soy yo si no te corrijo alguna cosa… No soy catedrático de Matemáticas (y desde luego tampoco soy “tan joven”, aunque me joda reconocerlo). Ser catedrático es una categoría laboral que no tengo y, por cierto, no creo que vaya a tener nunca. Soy un simple Profesor Titular.

    • Roberto Cañavate dijo:

      Por cierto, supongo que habrás observado que últimamente tengo una vida 2.0 muy pero que muy limitada. Me temo que seguiré así durante algunas semanas…

      • ¡¡Tsssss!! Con lo bien que me había quedado lo de catedrático y has venido a estropearlo… ajajajajajja.

        No lo sabía, creía que sí lo eras… aun así es bastante (demasiado).

        Sabes de sobra que a mí también me encanta discutir contigo, y que cuando veo que no hay tema del que discutir me lo invento… jajajajajaja.

        A ver si mejoramos eso (lo de la vida 2.0 limitada).

        Un abrazo, primo y gracias a ti ;D

    • Perdonad que me meta. No sería yo, si no lo hiciera cuando me acucia la curiosidad o puedo aprender de algo o alguien. Es inherente a mí. Perdón, por adelantado 🙂

      Es que lo de disfrutar de las buenas conversaciones me ha llevado a los tiempos en que tenía yo también oportunidad de ello. Son de esas cosas que recuerdo con verdadero deleite de mi adolescencia y más hecho de menos (con la entrada al “mundo adulto”, la gente es como que se vuelve obtusa y deja de pensar, de ser transparente, ya “tener tiempo”, se vuelve “conservadora”, deja de ver los pequeños milagros y lo diferente que hay de un día a otro… En fin, quizás yo es que vengo de Marte y de ahí que no entienda nada de nada).

      Me he alegrado mucho recordar esos otros tiempos a raíz de vuestra conversación y esa buena relación que mantenéis Álvaro y tú; así que no me quería limitar a “leerla” y dejar pasar algo que me era positivo sin compartirlo y daros las gracias 🙂

      Un saludo a los dos,

      • Nuestras conversaciones son muy interesantes, te las resumo:

        Roberto: “¡Google!”
        Yo: “¡Apple!”
        Roberto: “¡HTC!”
        Yo: “¡iPhone!”
        Roberto: “¡PC!”
        Yo: “¡Mac!”

        Y así todo el rato… jajajajajajaj

        Un abrazo de nuevo y me alegro de que te gusten ;D

  5. Roberto Cañavate dijo:

    Primo, te dejas algunas…:

    Txapi: “¡iOS!”
    Yo: “¡Android!”
    Txapi: “¡Izquierda!”
    Yo: “¡Apolítico!”
    Txapi: “¡República!”
    Yo: “¡No quiero a un político de Jefe del Estado ni de coña!”
    Txapi: “¡Anticatólico!”
    Yo: “¡Ateo!”

    ¡Ah! Y lo de HTC está por ver, que si ahora mismo tuviera que comprarme algo probablemente sería Samsung. Es la ventaja de ser Android, ¡¡que se puede elegir!!

    • Bueno, como aquí todo el mundo se mete en todo, me uno, que es una fieshta XD

      Con tanto hablar de de Smartphones y tal me siento discriminado. No tendréis nada en contra de mi Sony Ericsson Spiro verdad? ¬¬
      Aunque lo cierto es que me da igual. Sigo pensando que el teléfono bueno de verdad era el legendario Nokia indestructible, así que…

    • Roberto: para elegir entre eso mejor no elegir… jajajajajaja.

      Tatherwood: ¡¡eso eran móviles!! ¿Cuánto dura ahora las baterías de los iPhone, Android, BlackBerry y demás smartphones? ¿1 día? ¿1 día y medio si no navegas mucho?… ¿cuánto duraban esos? ¿1 semana? ¿1 y media si te lo proponías?

  6. (mmm, hablando con mi neurona: “En este entorno hipertecnológico como confieses que no tienes móvil te cuelgan :S
    Mariajo, pírate dignamente mientras puedas, antes de que sea demasiado tarde. Piensa que en este caso huir no es de cobardes, sino de prudentes. Despídete sin que “se note” el desfase tecnológico…).

    Mmmm, pues sí, Tather, Txapi y Roberto 🙂 Estooo, me vais a disculpar si me retiro ya. Mis ocupaciones me reclaman. Ha sido un placer, eh 😀

    PD.- Txapi, mi comentario lo quería poner aquí, pero no sé porqué, al darle a Responder desde mi correo ha acabado bajo otro hilo diferenet (así que el duplicado lo puedes eliminar). Me temo que te estamos dando la tarde del sábado, jeje.

    • No me estáis dando la tarde para nada porque la he pasado en el cine, o sea que… jajajajajaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: