La Cuba post-Follonero

Una pintada de carácter revolucionario en un muro de Cuba.

El pasado domingo, Jordi Évole (más conocido como “El Follonero”) estuvo, por segunda vez, en Cuba.

Como no podía ser de otra manera,  a mí, fiel espectador de Salvados que presume de haber visto todos y cada uno de los capítulos de este programa desde que empezó en 2008, me encantó.

La verdad es que, como he dicho, es la segunda vez que Jordi (y el programa Salvados en general) va a Cuba. La primera vez, creo recordar, se centraron en un concierto “por la paz” que tuvo lugar en la Plaza de la Revolución, en el cual tocaban Juanes y Miguel Bosé (entre muchos otros), pero esta vez ha sido de una forma más política y más centrada en un tema como está siendo el cambio cubano, tras la dimisión de Fidel Castro como jefe supremo del Estado Cubano.

El programa cuenta con una entrevista a un periodista cubano, a un presidente de una asociación económica cubana, a un dueño de un restaurante (el cual es bioquímico pero gana mucho más como hostelero) y, entre otras cosas, a las Damas de Blanco o a un indignado (el cual se considera revolucionario pero no afín al régimen actual, e incluso se atreve a regalar a los espectadores una frase de Camilo Cienfuegos, uno de los padres de la Revolución).

El programa es excelente, puesto que @jordievole entrevista a personas tanto de un bando como de otro, y eso nunca está mal. Lo mismo ves al joven indignado o a las Damas de Blanco protestando por unos derechos u otros (y diciendo que no les extrañaría que hubiera serias represalias tras esas declaraciones) que te encuentras a un periodista y, sobre todo, un profesor de economía, defendiendo a Fidel, a su régimen y al “socialismo” entrecomillado que allí se practica.

En esta entrada no voy a criticar demasiado a Cuba (para quien no lo sepa, tengo colgada en mi habitación una bandera cubana con la estampa del Che Guevara en rojo y un póster, a parte de la bandera, de esta misma persona), puesto que no todo son cosas malas. Cierto es que allí la gente es más pobre que aquí, pero allí a ninguna familia le falta arroz (tantos kilos por tantos miembros a la semana o al mes), a ninguna familia le falta una vivienda (aunque no sea muy acomodada), a ningún niño le faltan estudios (o facilidad para estudiar, digamos) y a ningún ciudadano le falta sanidad pública y gratuita. Leyendo “El Rompecabezas Cubano” (he de decir que yo no lo he leído, pero conozco gente que sí) te das cuenta de que Cuba es una dictadura, sí, y que de que Cuba tiene muchas cosas malas, pero también te das cuenta de que Cuba tiene otras muchas cosas buenas en las que sí se ha conservado joven y fresca la idea romántica, ideal y perfecta del socialismo de Karl Marx y Frederich Engels.

Creo que si ahora mismo Camilo Cienfuegos levantara la cabeza y viera la Cuba de Fidel Castro, seguramente le diría “Ibas bien, Fidel” en lugar del famoso “Vas bien, Fidel”.

En definitiva, el programa se puede ver en laSexta ON (si no lo viste el domingo en laSexta), se pudo y se puede seguir en Twitter mediante el hashtag #recortandolarevolución y es 100% recomendable, como todos los demás Salvados… he de decir que todavía no he visto uno “malo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: