El delicado momento

Si ese tal "Cielo" existe, será algo así: un sitio puro, en donde apenas llegue el hombre y su correspondiente contaminación.

Sí, en esta entrada (con título asabinado) hablo de la muerte: ese amigo común.

No vengo a hablar de la muerte de otro, ni de la tuya, ni de nadie más… vengo a hablar de la mía. Tranquilos, no me he vuelto emo ni nada de eso. La muerte es algo que tarde o temprano acabará llegando, hay que aceptarlo, y ¿por qué no escribir sobre ella en el blog?

En primer lugar decir que no me estoy muriendo (mi bronquitis crónica no llega a tanto), ni nada por el estilo. Me moriré, pero espero que dentro de mucho tiempo (recalco el “espero”). Si por lo que sea no es así, que esta entrada sirva de herencia.

Para empezar diré que no quiero cruces en mi tumba (no he sido católico en vida no lo voy a ser en muerte). Es más, si por mí fuera no me enterrarían en un cementerio, pero hay que mover mucho papeleo para cambiar eso y la vida ya es suficientemente corta como para perder mi tiempo en trámites o el de mi familia. No quiero que por mi culpa se corten (y maten) flores para ser tiradas sobre el cuerpo de alguien como yo, no se lo merecen. Yo no quiero ser el motivo por el que se mate, yo quiero ser el alimento para esas nuevas flores. Me gustará más que echen semillas sobre mí (y las rieguen) que flores cortadas. No necesitaréis mucho abono, ya hay bastante mierda ahí abajo.

No quiero, tampoco, morir sin hacer aquello que más me gustaría hacer. No creo en la resurrección, ni la reencarnación, ni en el cielo, ni en el infierno… vida tenemos sólo una, y hay que aprovecharla, aunque suene muy Carpe Diem. Con esto quiero decir que en la vida hay que hacer aquello que más te guste. No estoy hablando de que diseñes (como yo), que escuches/toques música (como otros) o que te vayas de fiesta (como otros muchos otros)… estoy diciendo que hagas lo que más te guste todo lo que puedas y más, ya sea diseñar, salir de fiesta o escuchar y tocar música. Ahora, en caso de que no aproveches la vida tampoco pasaría nada. ¿Te vas a retorcer del arrepentimiento en la tumba? Un muerto ni siente ni padece.

En cuanto a herencia, no dejo mucho, puesto que de donde no hay no se puede sacar (no sé si en unos años cambiará eso). En cuanto a dinero no puedo hablar, pero la única herencia que al prójimo puedo dejar son mis órganos (quiero que se aprovechen aquellos que se puedan aprovechar y que no haya desaprovechado yo), mis fotos de Tuenti, mis tweets de Twitter (o los 3.200 últimos, puesto que cada 3.200 tweets se limpia la lista), mis libros de texto pintados por todos lados, los dibujos que durante años hice en clase de Matemáticas, toda la información que di aun siendo incorrecta, todos mis diseños y mis páginas web mal hechas y las entradas (como esta) en el blog. El resto no es más que pura calderilla.

¡Pero sin prisas! Que a las misas de requiem nunca fui aficionado. El traje de madera que estrenaré no esta si quiera plantado. El cura que escuche mi confesión no es todavía monaguillo.

No hay mucho más que decir, todo se conoce ya. Tampoco soy un experto en este tema, por lo menos más de lo que lo podemos ser tú y yo. Como he dicho antes, espero que todavía quede mucho tiempo para que yo vea mi última película, lea mi último libro (aunque no lea mucho), dibuje mi último dibujo, diseñe mi último diseño, me coma mi último plato de fajitas mejicanas (¡qué ricas!) y, espero, para que escriba mi última entrada, aunque ahora con el PP a saber.

PD: Antes de morir, por cierto, recomiendo escuchar “Somewhere Over the Rainbow”, de Israel IZ Kamakawiwo’ole y ver el discurso de Steve Jobs a los jóvenes universitarios.

4 comentarios
  1. ¿Calderilla?

    Bueno, todo es relativo. Es cierto que de donde no hay no se puede sacar, pero permite que un humilde servidor dude muy mucho que no dejes mucha herencia. Cada foto de tuenti que una empresa S.A. archiva, cada tweet que un desconocido retweetea, cada libro que se volverá a usar, o que engendrará otros libros, cada una de esas cosas creará un recuerdo difícil de borrar.
    Los dibujos harán que los que los vieron, o aun recibieron, recuerden al artista. Y el profesor de Matemáticas también, ya puestos.
    Toda información que repartiste, todo consejo, hará que se recuerde a tu persona. La información incorrecta hará que se recuerde a tu familia, pero a fin de cuentas ¿qué más da? Todo son recuerdos.
    ¿Y qué decir de este mar infinito, eterno y atemporal, del que has hecho tu hogar? Diseños, webs, entradas… Pasarán los años, google se colapsará, pero no llegará jamás el día en que en un pequeño rincón de este universo no aparezca tu huella.

    ¿Herencia?
    Bueno, quizá no dejes mucho dinero. Pero permite que un humilde servidor dude muy mucho que vayas a dejar solo calderilla. Y 600 personas estarán de acuerdo conmigo.

    • Jjjajajaja… un comentario precioso, Tather ;D.

      Lo de los 600 ¿por qué lo dices, por Twitter?

      Gracias por comentar, y más con comentarios como éste.

      Por cierto, creo que éste es tu comentario número 60, pero no me hagas mucho caso jajajajaja.

      • Me planteé poner 75 mil, por la gente que ha pasado más de 60 segundos, pero luego vi la opción de “Suscríbete al blog”, que son 599. Si eso es lo mismo que Twitter o no, ya no lo sé.

        Mi comentario 60? Tantos ya?
        Bueno, esperemos que sean muchos más todavía. Y que todos aporten su granito de arena con algo útil.

        • ¿599 personas se han suscrito a mi blog? Qué lujo… ajjajajaja.

          Bueno, pues muchas gracias de nuevo por comentar, sabes que tu granito de arena siembre es muy bien recibido.

          Un abrazo, Tather.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: