¿Justicia? ¡Los cojones!

Máscara cómica de apoyo al juez Garzón

Perdonad el título de la entrada, no quiero parecer Arturo Pérez-Reverte, pero, sinceramente, cualquier persona con un poco de uso de razón ve lo del casó del juez Garzón una injusticia, incluidas las personas de derechas… ¿cuál es el problema de estas? Que sus intereses están por encima de esto.

Hoy, un tribunal, más exactamente, el Supremo, condenaba (y por una nimidad, por cierto… ¿cuánto costará eso?) a 11 años de inhabilitación (y una gran multa económica) a esa persona que tuvo, hablando de cojones y sin querer parecer machista, lo que hay que tener para juzgar a presos de ETA, crímenes contra los derechos humanos, el narcotráfico y los crímenes fascistas en Argentina, Chile… pero claro, ¡con el PP hemos topao’! Además de esto, según tengo entendido, cuando estos 11 años pasen no podría llegar nunca a ser juez (de nuevo) del Tribunal Supremo, ni del Constitucional, ni nada… es decir, el que es el mejor juez de España no puede ser el juez más importante de España… ¿por qué? Porque si lo es, toda esta carroña va a la sombra. Y qué casualidad, también, que cuando estos 11 años pasen, Garzón tendrá 67, es decir, la edad de jubilación… ¡ojo! es todo casualidad; tremenda, justa y razonable casualidad.

Choca que cuando juzgó a ETA nadie le dijo nada, ahora, si se pone a juzgar a Camps, a Fabra, a Rita Barberá… ¡cuidado! Me atrevería a decir que las técnicas que usó cuando se atrevió a juzgar a etarras serían incluso “peor vistas” que las que utilizó en este caso, pero claro, los etarras no juzgan, y mientras que sean a ellos nosotros nos callamos… ahora, si es para juzgarnos a nosotros, vamos a llevarnos cuidado, que luego a luego nos dice que somos culpables de corrupción o de crímenes fascistas.

Juez Garzón al salir del Tribunal Supremo, ayer.

Como dije en la entrada “Españoles, Fraga ha muerto”, no estoy a favor de la muerte de nadie, ni mucho menos, pero fíjate tú lo viejo que era Fraga y lo viejo que se ha muerto Fraga… ¿cuántas veces le juzgaron por esos crímenes que cometió durante el fascismo? Si al juez Garzón le hubiera dado por juzgarlo (cosa que vería genial), ¿crees que lo condenarían a algo? Vuelvo a decir: ¡los cojones! Y si lo hace, claro está, el único y primer culpable será él, el juez… Fraga no, el juez.

¡Tela! Tela que en el caso Gürtel, con la de miles de euros en trajes que se ha llevado Camps, las veces que le ha tocado la lotería a Fabra, los favores que se han hecho a Correa y los miles de euros en bolsos que se ha llevado Rita Barberá, el primer imputado en todo esto y que seguramente será el único, sea el juez… ¿qué coño pasa aquí? ¿Dónde vivimos? O sea, yo me pongo a juzgar a Camps porque ha aceptado trajes de miles de euros de un empresario y me condenan a mí para dejar a esta persona (si así lo llamamos) libre y coleando, haciendo de las suyas? No me extraña que hasta en la Casa Real haya corrupción, a este paso voy a ser corrupto hasta yo, porque como a aquellos corruptos no sólo no les pasa nada sino que encima los primeros y únicos culpables son los jueces que los juzgan, me dirás… y, hablando del tema, me han dicho por ahí (no estoy seguro del todo) que están investigando al juez que está intentando juzgar a Urdangarín… ¡tela, tela! ¡Luego dirán que no hay motivos para salir a la calle y manifestarse! Lo que no sé es que hago yo aquí, frente al ordenador escribiendo esto, y no estoy en Sol (ojalá) con las más de 1.000 personas que hay ahora mismo protestando por lo de Garzón, con este frío incluido.

Sí, yo también apoyo a Garzón.

Baltasar Garzón es una persona que, nada más ni nada menos que por atreverse (hablamos de cojones otra vez) a juzgar a etarras, terroristas islámicos, fascistas y políticos, no sólo no merece pena alguna sino que yo le ponía una placa en el Tribunal Supremo, como mínimo.

En el Parlamento Madrileño, un miembro de IU decía “Hoy es un día triste para la democracia”, y era abucheado. Minutos después, Esperanza Aguirre, claro ejemplo político a seguir, decía “Hoy es un día feliz para la democracia y el estado de derecho” y era aplaudida… ¡cuando te alegras tanto es porque algo hay! ¡Qué bien, amiga mía, que si tú haces algo (que no hayas hecho ya) no habrá nadie con valor a juzgarte! Cuánta carroña falta todavía por juzgar, Baltasar, qué pena que ya no te dejen.

Ahora mismo, Camps, Rita Barberá, Fabra y, posiblemente, Urdangarín, estarán brindando con el más caro de los champanes… regalado por un amigo empresario, o un alto cargo del Gobierno Balear… y más ahora, que está el Tito Mariano cagando en el váter de La Moncloa. Si lo que habíamos visto hasta ahora no era suficiente, agárrense a sitios de agarrar porque la delincuencia está bien vista y aquel que diga lo contrario… ¡a la hoguera!

7 comentarios
  1. Sergio dijo:

    ¡No vale todo! Incumplío la ley sabiendolo, ahora que lo pague, la ley es la ley.

    • Lo de que incumplió la ley… no estoy del todo de acuerdo. Ahora, que pague si la incumplió, de acuerdo, pero que pague después que Camps, Fabra y, en su momento, podría haber pagado también Fraga, que lo que han hecho ellos me parece infinitamente más fuerte que lo que, según tú, ha hecho él.

      Muchas gracias por comentar.

      PD: Él si paga y con 11 años… Camps, Fabra, Rita y, por supuesto, Fraga, no pagan.

  2. Voy a dejar a un lado todos tus comentarios sobre el PP.
    Primero, porque no me gusta la política.
    Segundo, porque no estoy informado.
    Y tercero y más importante, porque no dejo de ver un cierto rencor latente en cada una de esas palabras que escupes a cada uno de los criminales del PP y que, y esto es lo triste, parece que apuntan un poco también al resto del partido. Y entiendo que pase, ya que como tantas veces has dicho eres socialista de pura cepa, así que al ver a alguien del PP salir impune de un crimen es normal que te enciendas. Yo, no seamos hipócritas, también tengo dificultad en no alcanzar a inocentes cuando escupo veneno. Pero recordemos que el criminal es uno, no la familia.
    Pero también te recordaría que el PP no es el único nido de chorizos; ni mucho menos.

    A lo que vamos. Creo que habría que centrar un poco las críticas.

    De entrada, me declaro digno admirador de Garzón, aunque no haya seguido toda su carrera y no conozca la mitad de sus logros. Pero sí que es cierto que tiene, y es de los pocos, dos cojones como dos camiones. Por lo general no suelo ser tan soez, pero creo sinceramente que este caso lo merece.
    Yo también estoy indignado frente a lo que ha pasado, también creo que perdemos al auténtico brazo ejecutor de la ley, y al único que de verdad tenía la venda en los ojos para juzgar de forma imparcial.
    Sin embargo, quiero también mostrar mis… reticencias frente a ciertos aspectos de los que, de nuevo, no estoy muy informado, ya que me baso únicamente en los telediarios que, como todos sabemos, NO manipulan la información. Si me equivoco, te ruego me disculpes y corrijas.
    En su defensa en lo relativo a las escuchas, Garzón dijo que el problema estaba en cierta interpretación de la ley y la norma. Algo de que las escuchas sólo serían permitidas “si existe sospecha Y si un juez lo permite”, o algo parecido.
    Según Garzón, él interpretó que ese “y” era exclusivo, es decir: o uno… u otro; o los dos, claro, pero también de forma individual. Es decir, que él, como juez, tenía autoridad para ordenar las escuchas aun sin sospecha.
    Eso es, como digo, una de las cosas que escuché en el telediario. Si es de verdad así y no he sido (no) manipulado, hay que decir que tiene razón: es cierto que existe esa… ambigüedad. Sin embargo, como en toda oración ambigua, ha de primar el sentido común… y creo que el sentido común aquí dice que son ambas, no una de las dos.
    Por todo ello, me parece que la defensa del juez a este respecto, y al menos en aquel punto, fue muy, muy pobre.

    También te diré que no te recomiendo ser corrupto, pues es algo que solo funciona si también eres poderoso. Por ejemplo, aceptar sobornos para no poner multas de tráfico te meterá en la cárcel. Así que si no llegas a político, mejor estar limpio.

    Pero decía al principio de este tocho-post (del que sólo llevo la mitad), que quizá habría que centrar un poco las críticas. Tú has dirigido las tuyas, con más o menos razón, hacia cierto sector político y, como he dicho, no voy a entrar al tema más de lo estrictamente necesario. La pregunta es: ¿es ése de verdad el problema? ¿O es algo más, quizá algo más elevado?

    Tengo entendido que si mi mujer (hipotética claro) se presenta en una comisaría con un ojo morado y dice que su marido le pega, yo estoy en la cárcel a los pocos minutos. Por si acaso. Y si luego es que no, pues ale, a la calle y aquí no ha pasado nada. Y si te hemos destrozado la vida… pues bueno, todos cometemos errores.
    Tengo entendido también que si yo desfalco, trafico, robo, o cometo cualquier acto delictivo que me hace ganar miles de millones, cuando se me juzga mi mujer es sospechosa porque, al vivir a mi lado, cabe la posibilidad de que sepa algo. Quizá incluso que sea cómplice.
    Y tengo entendido también que si soy Urdangarín, mi mujer queda absuelta de todos los cargos antes de ser siquiera investigada, pues no hay sospecha alguna que apunte a la Infanta.

    ¿Me sigues?

    Tengo entendido también que si un carterista me roba 100 € por la calle, no le pasa nada. Que si el mismo carterista me vuelve a robar 100 €, vuelve a no pasarle nada. Y que si 20 veces más me roba 100 €, con lo que ya van 2200 €, le dicen “oye majete, que ya te tenemos muy visto, pórtate bien, quieres?”.
    Tengo entendido que si alguien entra a robar a mi casa y la policía le coge, le caen varios meses de servicios sociales, o en el mejor de los casos un año de cárcel.
    Y también tengo entendido que si alguien entra a robar a mi casa y me amenaza con un cuchillo, y yo aprovecho una distracción suya para romperle la nariz, en el mejor de los casos él pasa un año en la cárcel. Yo paso más de tres por agresión.

    Tengo entendido que en el caso Marta del Castillo, varios niñatos jugaron con la justicia como quien le quita un caramelo a un crío y lo sostiene justo unos milímetros fuera de su alcance. Tengo entendido que la sentencia no fue justa, pero también tengo entendido que fue impecable. Que la gente se echó a las calles porque “no se hizo justicia”, pero que los expertos afirman que, aunque no se haya metido en la cárcel ni a la mitad de ellos, la falta de pruebas y la maestría con que jugaron sus cartas hacen que el juez no pueda hacer nada más, por lo que la sentencia es “la mejor que se podía obtener”.

    Y aquí me tienes. Con todo lo que tengo entendido, y sin embargo no entiendo nada de nada.
    Quizá el problema esté por encima de personas, culpables o inocentes. Quizá esté por encima de partidos políticos, sean de una facción u otra, tengan más ladrones o menos, más corrupción o menos.
    Quizá sea la ley lo que está mal…

    También querría hacer una última disertación sobre el juez del que hablamos. Y una vez más ruego que se me perdone si a alguien indignan mis palabras; si de algo peco (y peco de muchas cosas), es de ignorante.
    Considero una posibilidad, y una posibilidad muy real, que Garzón de verdad cruzara la línea. Quizá se dejó llevar por su ansia de encerrar criminales y se convirtió en algo parecido a los vigilantes, esos superhéroes de cómic. O quizá a Manfred Von Karma, que conocerán los seguidores de Phoenix Wright.
    Porque es cierto que, a veces, yo mismo me pregunto cómo funciona esto. Porque se supone que todo el mundo tiene derecho a un juicio justo, y a una defensa. Incluso un asesino a sueldo confeso y al que cogieron con las manos en la masa merece una defensa. Y luego pienso en aquel abogado que vi hace mucho tiempo en un reportaje, que decía que cuando llegaba ante un cliente lo primero que le decía era “a mí no me importa la verdad; me importa tu versión”.
    ¿Cómo podemos estar tranquilos sabiendo que el abogado defendiendo a ese criminal, ese criminal que puede ser cualquiera, es un abogado que lo defiende a sabiendas de que es culpable? La pregunta quizá sería: ¿podemos reprochar que alguien intente por todos los medios obtener la verdad para luego poder hallarlos en falta?
    Yo, quizá, también querría hacerlo. El problema es que la ley es clara a este respecto.
    Con falta de pruebas, no se puede juzgar. Pero las pruebas deben obtenerse por ciertos procedimientos. La policía necesita la orden de un juez para inspeccionar nuestra casa, y la necesita porque es una invasión de nuestra intimidad. Y esa ley (al menos esa en concreto) existe para protegernos, o intentarlo, del abuso de autoridad. Sólo un juez puede dar autorización, y sólo la dará si considera que hay motivos para hacerlo.
    Del mismo modo, ¿con qué derecho se escucha en secreto una conversación?

    Quizá, y digo quizá, una persona demasiado dedicada pudiera decidir que el fin justifica los medios. Que no importa incumplir un poco las normas si con ello un culpable acaba entre rejas. Pero quizá sí que importe. Porque la ley al respecto es clara…

    Hace un par de semanas que tenía pensado publicar una entrada relacionada con el tema de la justicia. Ya antes de la sentencia de Garzón me rondaba la cabeza, y precisamente con los juicios contra él tomó fuerza.
    Hemos comprobado que la justicia… no es justa. Y podemos culpar a quien queramos: políticos, abogados, jueces… La culpa no es de ninguno. O lo que es lo mismo, es de todos.
    La justicia está mal hecha, por sí misma. Y mientras no cambie, esto seguirá pasando, con lo que seguiremos culpando a políticos, abogados, jueces…
    Los superhéroes enmascarados son cosa del cómic, pero quizá no por ello hagan menos falta. Quizá necesitemos un Vigilante que haga justicia, no por venganza, no por deseo, sino por justicia. Que se asegure de que cada cual tiene lo que se merece. Alguien erigido juez, jurado y verdugo, o quizá sólo verdugo cuando juez y jurado fallan.
    Quizá la declaración de intenciones de cierto héroe, o tal vez villano, de la gran pantalla sea más real de lo que debería ser una película de ficción:
    “En ciertas situaciones extremas, la ley es insuficiente. Y para compensar su insuficiencia, es necesario actuar fuera de la ley. Luchar por la justicia natural. Esto no es venganza: la venganza no es un móvil válido, es una respuesta emocional. Nada de venganza. Sólo castigo.”

    • Tío Tather, voy a archivarme tu comentario en favoritos y leerlo con más calma, que ahora estoy súper ocupado y no tengo tiempo para tanto… jajajajajaja.

      Ya te cuento.

    • No he podido resistirme, lo he tenido que leer.

      Como casi siempre, estoy muy de acuerdo con tu comentario, sobre todo con el último tercio.

      Ahora, en cuanto a lo de “socialista”… digamos que el 15-M me ha abierto bastante los ojos, y una prueba de ello es la entrada “Por qué votaría a Rubalcaba y por qué no votaría a Rubalcaba”, en la que creo que comentaste, junto a muchos más. El “socialismo” no es, ni mucho menos, lo que practica el PSOE, por lo menos no desde que en 1978 renegaron del marxismo. Ahora digamos que, si tuviera que definirme por un partido, lo haría por Izquierda Unida y no sé yo qué decirte… como tú dices, la justicia, la política y todo en general tiene que cambiar mucho.

      Respecto a esa parte del comentario, no es que culpe al PP o a un sector político, es que a mí, personalmente, no me han demostrado otra cosa. Te lo digo tanto a nivel nacional, como regional (Murcia), y hasta en mi mismo pueblo. No recuerdo un político del PP que me cayera bien, y no lo digo porque llevara la gaviota en el atril en el que da el mitin (aunque no te lo creas), sino porque hace cosas como decir que van a NO hacer ciertas cosas y luego las hacen, e incluso han llegado a criticar a un gobierno por intentar hacer ciertas cosas cuando luego ellos han hecho lo mismo multiplicado por 2…

      Tal vez sea eso, o tal vez tengas razón y sea porque pertenecen a un partido fundado por uno de los miembros más representativos del franquismo. Eso sólo lo sabe mi subconsciente.

      Una vez más, Tather, mil gracias por dar tu (larga) opinión. Sabes que aquí siempre eres bienvenido. A veces escribo estas tonterías nada más que porque tú me comentas, día sí y día también.

      • No, gracias a ti por leerla. Se siente uno halagado.

        Disculpas pues por lo de “socialismo”. Como digo siempre, no estoy muy puesto en política, así que lo más profundo se me escapa. Según lo veo yo, Partido Socialista Obreros Españoles = socialismo, que para eso es el Partido Socialista. Pero lo dicho, disculpas si molesto a alguien con la generalización.

        Y en cualquier caso, no pretendo ni mucho menos juzgar a nadie, aunque a veces lo parezca. Si tú dices que tienes manía sólo a las personas individuales, no soy quien para dudarlo. Únicamente me dio esa impresión.

        No sé… fue una entrada interesante, pero no me queda mucho más por decir. Hay tantas cosas que van mal que ni sabría por dónde empezar, así que… nos veremos en la próxima.

        P.D: Vi anoche tu comentario en Twitter del día 9. Lamento la ausencia, pero es que después de los exámenes tuve una semanita y media de vacaciones lejos del ordenador. Ya estoy en activo de nuevo.

        • Se llama así, pero debería ser PE, le sobra lo de “obrero” y, por supuesto, lo de “socialista”.

          Gracias a ti, Tather, eres una gran persona.

          De vez en cuando conviene desconectar. A mí no me vendría nada mal, pero no sé si podría… ajajajajaja.

          Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: