Piratas de Silicon Valley, la historia real de la amistad y enemistad de Bill Gates y Steve Jobs

Steve Jobs frente al Macintosh y Bill Gates al fondo.

Ayer vi (por segunda vez) Piratas de Silicon Valley, una película que cuenta la historia real de como Steve Jobs (CEO de Apple) y Bill Gates (CEO de Microsoft) fueron, primero, desconocidos, luego amigos y por último enemigos. La película trata de entre los años 70′ y los 80′.

Steve Jobs durante una de las conferencias de Apple.

Steve es un chico adoptado de menos de 20 años con tendencias espirituales y espirituales y al que le gusta la electrónica. Tiene contactos ocasionales con las drogas y le veía a todo un significado relacionado con el karma y las vibraciones. Un día va a casa de su amigo empollón y responsable, llamado Woz (Steve Wozniak) y descubre que está creado un ordenador para la gente común. Él lo ve como una tontería, una estupidez (al igual que el director de HP, el cual rechazó los derechos de la obra alegando “¿Para qué necesita la gente común un ordenador?”.). Aún así, como es su amigo le ayuda en todo, sobre todo a la hora de exponerlo ya que Woz no sabe expresarse muy bien. A este ordenador lo llaman Apple I (el nombre “Apple” lo dieron en homenaje a Alan Turing, científico investigador en el tema de la inteligencia artificial, el cual se suicidó mordiendo una manzana infectada con cianuro). Cuando vendieron casi 300 unidades y el proyecto en una cantidad de 666 dólares, Steve Jobs se dio cuenta de que eso tenía futuro e hizo todo lo posible para seguir con los ordenadores, entre otras cosas, vendió su coche.

Fotografía real de Bill Gates detenido por conducción temeraria.

Por otra parte, Bill es un estudiante empollón que utiliza su ingenio para las matemáticas, la programación y el póquer. Bill y dos amigos más de su universidad convencen a una empresa de ordenadores (Mits) para escribir el lenguaje de uno de sus ordenadores ya que, hasta entonces, sólo era “una caja que enciende y parpadea”. Poco después, Bill comprará un sistema operativo a un informático casi en bancarrota, por el precio de 1500 dólares. Lo editan un poco, lo llaman DOS y lo venden a una empresa que en aquellos tiempos era superior a Dios, IBM. Como bien dicen en la película, ese es el origen de una de las mayores fortunas del universo. Pero siempre ha habido algo en Bill que lo hacía especial, estamos hablando de su concentración (ya puede haber 10 mujeres desnudas al lado pidiéndole sexo salvaje que si está programando las ignorará por completo) y su conducción temeraria (motivo por el cual fue encarcelado temporalmente).

La relación entre Bill Gates y Steve Jobs empieza cuando Bill busca a Jobs y se le presenta como el CEO de una empresa fundada por él mismo, llamada Microsoft. Le asegura tener la interfaz gráfica que necesita para su futura obra, el Macintosh, un ordenador que revolucionará el mundo. Después de trabajar juntos y después de convertirse en confidentes, Bill engaña a Jobs y le copia la idea del Macintosh (así como su sistema operativo) para un proyecto propio y personal y llama a dicho sistema Windows. Por aquel entonces Jobs pasa una de las partes más duras de su vida (quitando el cáncer de páncreas que se le detectó en 2001 y se le volvió a detectar hace no mucho). Su ex-novia está embarazada y aunque no lo quiera admitir, el hijo es suyo. También sufre (como he dicho antes) el engaño de Gates y pierde la relación con su amigo Woz (provocando la salida voluntaria de Woz en Apple) por lo que sus nervios aumentan en esa época post-adolescente en la que, sin saberlo, se estaba convirtiendo en uno de los hombres capaces de controlar la actividad del planeta. Se comporta mal y de forma agresiva con la gente, se niega a contratar a empleados con muchísima experiencia por ser sexualmente vírgenes, entre otras cosas. Steve decide asociarse con quien entonces era director ejecutivo de Pepsi Cola, alegando “¿Quieres vender agua azucarada toda tu vida o quieres cambiar el mundo?”, sin saber que unos meses después será despedido por este hombre (el de Pepsi, digo…) de la empresa que él mismo había fundado (Apple Computers California).

Bill Gates posando para una foto publicitaria de su ordenador IBM.

La película está genial y nos muestra una faceta de estos dos magnates que no conocíamos, tanto la conducción temeraria de Bill Gates como las fiestas heroinómanas en la playa de Steve Jobs. Eso sí, todo en la película ocurre muy rápido debido a que apenas dura 100 minutos por lo que si no estás “al loro” es posible que no te enteres muy bien de algunas cosas.

5 comentarios
  1. Una curiosidad sobre la película: encontré esta web hablando de su estreno en 1999, curiosamente, esta sección se creó en 1997 y no se ha vuelto a actualizar, pero si las demás secciones. http://www.diarioti.com/noticias/1999/jun99/15192068.htm

  2. Tienes algunas faltas de ortografia xD

    • A veces se me cuelan algunas, dímelas y las corrijo :D.

      Gracias.

  3. Holap:

    Hace tiempo que no la veo.
    Apenas la encuentre entre mis CD’s de respaldo la volveré a ver… xD

    Otra muy buena película (que en realidad es un documental) es “Revolution OS”… 😉

    Saludooos 😛

    • La buscaré y a ver si me gusta… gracias por comentar :D.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: