Más Allá de la Vida, dirigida por Clint Eastwood y protagonizada por Matt Damon

El personaje interpretado por Matt Damon es un joven ex-lector de mentes (digo “ex” por que ya no se dedica a eso profesinoalmente, pero sigue teniendo esa cualidad). Las lecturas no son las típicas “partidas de cartas” que echa Rappel en las cadenas de televisión a las tres de la madrugada, sino que él es una especie de teléfono que permite comunicar a los muertos cercanos de una persona con dicha persona. Tiene un ambicioso hermano que, como siempre, ha decido sacarle partido al don (o desgracia) con el que ha nacido, pero él prefiere vivir la vida con tranquilidad, en su pequeño piso, con una vida modesta y sin que nadie lo moleste.

Un día decide apuntarse a un curso de cocina moderna, impartida por un famoso chef y en dicha clase conoce a una chica guapa con la que se lleva bastante bien, pero se da cuenta de que por culpa de su don (en este caso, problema) no puede mantener una relación normal y corriente.

Todo esto cambia cuando se cruza en su vida un niño que acaba de sufrir la muerte de su gemelo. La madre de dichos niños es drogadicta y en ese fragmento de la película nos darán una valiosa lección de lo que es el amor de una familia ya que los niños encubrían a la madre cuando venían los funcionarios de servicios sociales y se alegraban cuando ésta decidía dejar las drogas. Eran dos gemelos nada típicos, uno (el vivo) es el niño callado, que nunca habla, que viste con polos y jersey y que apenas se relaciona, el otro (el muerto) es un niño extrovertido, charlatan y que viste siempre con una gorra verde y vieja. Cuando el tímido se queda solo (sin su hermano) necesitará la ayuda de nuestro protagonista para comunicarse con su hermano y decirle cosas que no ha podido decirle en vida.

Por último tenemos a una afamada periodista francesa, presentadora de un programa de actualidad a nivel nacional que, un día y sin querer tiene una visión similar a la que tiene el personaje interpretado por Damon. Investiga y decide ponerse en contacto con nuestro prota.

La película está muy bien (como todas las dirigidas por Eastwood). Muchos dicen que esta película es más pesimista, triste y cercana a la muerte porque el compañero está ya algo viejete, pero yo creo que eso son simplemente bobadas. Eastwood ha tratado la muerte en muchas películas y a pesar de tener ya setenta y tantos (le echo yo) sigue haciendo muy buen cine.

Espero que la veáis, eso sí, si sois de lágrima fácil llevaros pañuelos por que se llora en algunas escenas.

 

2 comentarios
  1. Vicky dijo:

    sinceramente a mi la película me gusto mucho (de hecho fui a verla contigo) me resulto impactante ya que la tragedia triste ocurre al principio y en la mayoría de películas ocurre en el desenlace o un poco antes, una de las cosas que mas me gusto fue el final , porque da la sensación de que no ha terminado y es para que el publico reflexione sobre lo que podría pasar 🙂

    • Eastwood siempre hace reflexionar… jajajaja. Gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: