Reflexionando sobre los problemas e injusticias de la educación pública, privada y concertada

Después de estar casi una semana sin publicar nada en el blog (cosa notable, ya que las visitas, el número de visitantes, las búsquedas y demás han bajado considerablemente) vuelvo con una reflexión, quizá demasiado izquierdista, sobre la enseñanza pública, privada y concertada. Hace ya su tiempo, publiqué una entrada sobre lo que había escrito Arturo Pérez Reverte en El Semanal, este hablaba de los problemas de la enseñanza pública, pues yo hoy voy a hablar de los problemas, ventajas y contradicciones de los tres sistemas de enseñanza en el estado Español: la pública, la privada y la concentrada.

La que a mi más me gusta y la que me parece más correcta es la pública. Todo ciudadano que pague sus impuestos tiene derecho a disfrutar de ella (al igual que la sanidad, seguridad, carreteras, transportes, etc). En España, por suerte, gracias a la seguridad social tenemos derecho a disfrutar de un gran número de servicios públicos, a diferencia de otros países (curiosamente, más “ricos”) donde si no tienes dinero para pagar un médico no puedes disfrutarlo, si no tienes dinero para pagar un colegio no puedes aprender y demás problemas… pero no nos desviemos, estamos hablando de la enseñanza. Lo ya dicho antes es una de las ventajas de la enseñanza pública, también está garantizado que en la enseñanza pública trabajan los mejores profesores de cada promoción, ya que estos han pasado una oposición sobre la que han vencido ante otros cien, doscientos o trescientos aspirantes. Luego existen una serie de problemas e injusticias, como el hecho de que tenga plaza una “profesora” o “profesor” de Religión Cristiana (cuando se supone que España es un estado laico) sin superar una oposición, y que este o esta pueda estar en contacto con niños y niñas, ya que imparte clases acerca de una creencia conservadora y que hoy en día solo puede engendrar problemas.

Ahora hablemos un poco de la privada, un sistema que solo se pueden permitir unos pocos. En estos, los profesores no están impartiendo clases por su elevado nivel de conocimientos o méritos propios, si no por pagar una plaza o ser contratados “a dedo”. Dicen las malas lenguas que en estos se imparten clases a mayor nivel de conocimientos, cosa que yo veo una ridiculez, ya que cada instituto tiene sus libros, sus normativas y su programación.

Para terminar ataco a la enseñanza concertada, en mi opinión, la peor de todas. A esta se le podría llamar “enseñanza público-privada” ya que es una mezcla de las dos, es decir, un centro educativo donde los profesores no pasan oposiciones, y además tienes que pagar si quieres estudiar allí, a pesar de que además recibe dinero del estado… con razón son estos los institutos y colegios que se pueden permitir pistas de tenis, fútbol, parques infantiles de diseño y de grandes dimensiones, instalaciones modernas e increíbles, etc. A pesar de que es el estado el que subvenciona esta “calaña”, suelen ser colegios religiosos (más conocidos como “colegios de monjas”)… para que luego digan que la iglesia no tiene un papel importante en un estado laico.

Hablando de estos temas relaccionados con la educación y con la religión, me gustaría resaltar muy especialmente, el tema de los contratos en centros públicos de maestros y maestras de Religión Católica y Apostólica… estos no están contratados por el estado, si no por la iglesia, y sin envargo tienen derecho a impartir clases en un centro público (que es lo sorprendente) sin pasar ningún tipo de oposición, a diferencia de los demás profesores que imparten clases en estos. Luego pasa lo que pasa, si la maestra o el maestro se divórcia, la iglesia rompe el contrato y no le deja impartir clases, encima este o esta va y se cabrea… ¡lo que hay que ver!.

Tengan cuidado cuando lleven a sus hijos al colegio, puede ser que corran peligro de lavado de cerebro o, en los casos más extremos, abusos sexuales por parte de sacerdotes y religiosos en general, que más de un caso se ha dado.

Saludos.

6 comentarios
  1. Roberto Cañavate dijo:

    Como profesional de la docencia no puedo reprimirme: ¡tengo que comentar! (espero no hacerme pesado).

    1. La enseñanza pública no necesariamente tiene los mejores profesionales. El sueldo de los funcionarios se “casi congela” año tras año así que si en algún momento el salario en la enseñanza privada es mayor que el de la pública… ¿dónde crees que irán a trabajar los mejores profesores? Pero que conste que no sé cuánto cobran los profesores de la enseñanza privada, es sólo un razonamiento hipotético.

    2. Existen situaciones en las que la enseñanza privada es mejor (desgraciadamente) que la pública. Al fin y al cabo la enseñanza privada puede SELECCIONAR a sus alumnos y la pública no.

    3. En los colegios concertados no hay que pagar nada por la matrícula. Mis hijas van a un colegio concertado (no porque yo quiera sino porque en mi localidad ¡¡no hay ni un sólo colegio público!!) y no he pagado nada. ¡¡Faltaría más!! Encima de que les paga la Comunidad Autónoma no les voy a pagar yo.

    4. Los colegios concertados pueden ser laicos. El colegio de mis hijas lo es.

    5. Que no se te olvide que abusos sexuales hay en todos lados. No sería la primera vez que el profe de educación física abusa de niños o niñas en una escuela pública. Quizás no sean tantos casos o tan llamativos, pero en todos sitios cuecen habas.

    Felicidades, estoy encantado con tu blog. Voy a añadirlo ahora mismo a Google Reader.

    • Tranquilo Roberto, tú y cualquier otro lector es bienvenido a la hora de comentar en este.

      Lo de los abusos lo sé de sobra, es igual que decir qué “solo hay ladrones marroquíes”, lo puse por que últimamente se están sacando a la luz muchos casos de gente muy importante en el Vaticano y en la iglesia en general, de gente que sigue el “camino de Jesús” y que curiosamente está en continuo contacto con bandas de música infantiles, coros gregorianos, colegios religiosos, etc…

      Ya se que hay colegios concertados laicos, de hecho me parece que la mayoría lo son. Yo no he hecho una tesis sobre los sistemas de la educación española, yo he escrito una entrada en mi blog. Pongo lo de los concertados religiosos por que me “pega” que algo en lo que el estado (supuestamente laico) paga tanto, pueda tener fines religiosos, es por eso por lo que lo puse.

      Lo del colegio de tus hijas me parece una vergüenza que en una localidad halla un colegio concertado y no un público, me parece inexplicable pero por otro lado no me extraña… ¿me entiendes?. Y en cuanto a la matrícula ya sé que no hay que pagar nada, pero seguro que tienes que pagar comedor o uniforme, en esos casos te “meten” 3 euros por algo que les ha costado 50 céntimos (es un ejemplo)… no te olvides que es un “negocio” y que los colegios privados y concertados se consideran empresas.

      Por último me gustaría que me pasaras el enlace de tu Google Reader o alguna referencia donde pueda visitarlo, me parece que viniendo de tí puedo encontrar bastantes cosas interesantes ahí. Me alegro y te doy las gracias por que me añadas a este ;D.

      Saludos.

  2. xucovic dijo:

    Yo también soy profesional de la docencia (en la pública) y no puedo estar más en desacuerdo con tu artículo. La enseñanza concertada es una ayuda para la pública, no son antagónicas. Las administraciones se ahorran dinero que pueden destinar a mejorar los centros públicos.

    España no es un estado laico, es un estado aconfesional que es bastante distinto, y la enseñanza de la religión (de cualquiera) está garantizada por la Constitución.

    En lo que sí estoy de acuerdo es en que se debería controlar más que los centros concertados no cobres cuotas “encubiertas” a los padres, y eso es la administración la que debe vigilarlo. No me refiero al comedor (como tú dices) porque ese se paga también en los públicos. Si se hace así, estaremos abriendo los centros concertado a todo el mundo y por tanto las posibilidades de elección para los padres aumentan = mayor libertad.

    Un saludo.

  3. xucovic dijo:

    Y por favor, vigila tu ortografía. El sin “envargo” hace daño a la vista.

    • Cada uno tiene su opinión, Xucovic, y perdona por las faltas, pero esta entrada la publiqué en una etapa de mi vida en la que hacia todas las cosas de una forma más descuidada.

      Gracias por comentar.
      Salud.

  4. margarita grutta dijo:

    Te pasas metiendo en el mismo saco de los abusos a los sacerdotes y religiosos, ya que es una actitud injusta catalogar el todo por la unidad. Hay muchos sacerdotes y religiosos dejandose la vidapor los demás sin el menor reconocimiento por parte de la sociedad.Se han cargado las tintas sobre ellos cuando algunos han cometidos errores y parece haberseles colocado ya a todos la espada de Democles encima de la cabeza
    Antes de decir tan a la ligera sentencias tan rotundas seria bueno te informaras y hablaras con resperto de ellos de igual manera que lo has hecho sobre la docencia y su nivel. gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: